¿Cuáles son sus efectos?

 Se ha demostrado que las Ondas de Choque tienen varios efectos en el hueso y en el tejido blando. En los últimos años el desarrollo de las terapias por ondas de choque ha sido muy rápido y exitoso. Las ventajas del tratamiento con ondas de choque (ESWT, del inglés “Extracorporeal Shock Wave Treatment”) son la no necesidad de intervención quirúrgica, la seguridad y la eficacia. Comparado con una cirugía, los costes de la terapia con ondas de choque son muy inferiores (El 30% del total según la ISMST).

En general, en trastornos subagudos y crónicos, el Tratamiento con Ondas de Choque (ESWT) estimula la reiniciación de procesos de curación estancados, lo cual provoca una remodelación y por lo tanto promueve la curación, mientras que en trastornos agudos, el Tratamiento con Ondas de Choque inicia una fase de curación más rápida y efectiva. La Terapia por Ondas de Choque también crea una analgesia transitoria e incompleta. Los mecanismos que provocan estos efectos no se entienden completamente todavía, pero se ha demostrado que:

  • Aumentan el riego sanguíneo a la zona tratada mediante la estimulación de los factores de neo vascularización y crecimiento;
  • Influencia en la expresión de factores de crecimiento e indicadores como e-NOS, TGF-ß, IGF-1, TNF-α, BMP, VEGF, PCNA;
  • Efecto bactericida;
  • Reinician procesos de curación estancados en lesiones crónicas;
  • Reducen los procesos inflamatorios;
  • Estimulan osteoblastos y fibroblastos para reconstruir tejidos dañados;
  • Facilitan la reabsorción de calcificaciones en tendones y ligamentos; y
  • Estimulan la migración (diferenciación) de células madre (stem cells).