(+34) 93 222 51 00 info@ondasdechoque.es

Síndrome del Pie Diabético

Aplicaciones de la terapia con Ondas de Choque en lesiones dermatológicas

Por fin una solución a las úlceras diabéticas: Las Ondas de Choque Electrohidráulicas, que recientemente han demostrado que mejoran la curación de úlceras por sus efectos de regeneración de los tejidos, aumento del riego sanguíneo y estimulación celular, y todo ello en pocas sesiones, cómodas, sin dolor y con resultados evidentes a los pocos días.

Z
1. Información general

El síndrome del pie diabético se caracteriza aquí como cualquier alteración o retraso en la cicatrización de cualquier herida relacionada con la diabetes.

El poder regenerador de tejidos dañados y de aumento del riego sanguíneo de las Ondas de Choque Electrohidráulicas se está convirtiendo en una herramienta muy importante en el tratamiento de úlceras de pie diabético o cualquier otra úlcera relacionada con la diabetes.

Sus efectos positivos afectan a las siguientes áreas:

  • Aumentan el riego sanguíneo a la zona tratada mediante la estimulación de los factores de neovascularización y crecimiento;
  • Tienen un efecto bactericida;
  • Estimulan la migración (diferenciación) de células madre (stem cells).

El tratamiento consiste en sesiones de pocos minutos semanales o cada 15 días, según estime el médico especialista, hasta la completa cicatrización o epitelización.

2. Preparación de la zona

Hay que seguir los siguientes pasos:

  1. Depilar el pelo, en caso necesario, para evitar burbujas de aire en la zona de acoplamiento de la herida.
  2. En caso necesario, realice un desbridamiento de la herida (el desbridamiento también es posible después de la terapia).
  3. Mida el tamaño de la herida para calcular el número necesario de impulsos.
  4. Aplique gel para ultrasonidos estéril a la herida.
  5. Cubra la herida con apósito Op-site y asegúrese de que no hay burbujas de aire en la zona a tratar.
  6. Aplique cantidades generosas de gel para ultrasonidos al apósito. Puede volver a aplicar gel cuando lo necesite para asegurar un buen contacto entre el aplicador y la piel.
  7. Realice el tratamiento.

Para el tratamiento de heridas, normalmente no es necesario el uso de anestesia porque los pacientes suelen tolerar la terapia muy bien. Si fuera necesario (por ejemplo en el caso de un paciente muy sensible), el nivel de energía y la frecuencia se pueden reducir en los primeros impulsos y luego irse aumentando gradualmente hasta el nivel deseado.

3. Protocolo de tratamiento

Las ondas de choque deben aplicarse a la zona de la herida y los tejidos adyacentes.

Los detalles del tratamiento se encuentran en los protocolos que acompañan al dispositivo dermagold100.

4. Cuidados post terapia

El Tratamiento con Ondas de Choque no debe afectar al resto de curas que se estén aplicando, por tanto, se debe seguir las indicaciones del personal sanitario que habitualmente realice las curas.

5. Monitorización / Terapia de seguimiento

Hay que monitorizar los cambios de tamaño de la herida. Si no se observa ninguna mejora en el tamaño o la apariencia de la herida después de varias sesiones, considere una terapia alternativa.

Síndrome de Pie Diabético

© ONDAS DE CHOQUE TRAUMA, S.L.

Dispositivo recomendado:

dermagold100

El dispositivo dermagold100®, con su innovador sistema específicamente diseñado y aprobado para potenciar los efectos biológicos y de regeneración de las Ondas de Choque, abre un nuevo campo de aplicación para la cura de heridas crónicas y lesiones de la piel.

El dermagold100® incorpora el electrodo inteligente patentado por MTS, el Spark WaveTM, capaz de ajustar automáticamente el nivel de energía deseado, emitiendo unas Ondas de Choque efectivas y constantes que garantizan un tratamiento optimo y de calidad.